sábado, 3 de mayo de 2014

El viejo peregrino




 

 Por Jorge Martínez Mejía
 
 

 

DÍA 56. Desde que partí, el camino por el que he caminado se ha perdido. Ya no podré volver por el camino andado. Cada paso que doy se borra en el siguiente, y es cadencioso, alegre, mi camino. En algún lugar me detendré invencible, con los brazos abiertos, exiliado de todo; y el aire, el  viejo peregrino,  emigrará conmigo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario